México, Foro Sol : 50,600 almas depechemoderas!

Fuente: El Universal, México

MÉXICO (El Universal).- Cuando uno echa un vistazo a la carrera musical de Depeche Mode, y revive momentos gloriosos como el de su monumental gira Devotional -misma que trajo a la banda británica por primera vez a México en 1994-, reitera que el tiempo y la experiencia le ha causado al grupo el mismo efecto que tienen los buenos vinos: entre más viejos, saben mejor.

Porque si hace 15 años, Dave Gahan se contoneaba sobre el escenario de una manera por demás provocativa (al grado de ser considerado “el cantante más sexy del rock”) y causaba tal euforia entre público femenino y masculino, hoy tenemos a un hombre que a sus 47 años sigue arrancando suspiros, y moviendo a las masas con su voz y con esa presencia escénica que pocos rockeros poseen. 

Si bien, Gahan es el “frontman” que toda banda desearía tener, el veterano guitarrista y productor Martin Gore es el cerebro que maniobra Depeche Mode, y Andrew Fletcher un músico por demás capaz de dar vida a ese monstruo rockero nacido en Basildon (Inglaterra), y que anoche se reencontró con su fiel público mexicano en el primero de los dos conciertos que ofrece la banda en el Foro Sol.

La expectativa del regreso del trío británico a México fue aún mayor, luego de que hace unos meses la agrupación nacida en 1980 se vio forzada a cancelar algunas fechas de su actual gira Tour the Universe a causa de una intervención quirúrgica para extraerle a Gahan un tumor maligno en la vejiga.

Por fin, la tan esperada cita entre el grupo y sus casi 50 mil 600 fans (según datos de Ocesa) llegó ayer.

Pasadas las 21:30 horas, la enorme pantalla de LEDs se encendió, y con ello vino la euforia. “¡Muchas gracias! ¡Buenas noches, ciudad de México!”, gritó un emocionado Dave Gahan, desatando la ovación de la audiencia.

El recital comenzó con el tema In chains (el mismo que abre su más reciente producción Sounds of the Universe), para luego seguir con el primer sencillo de ese álbum, Wrong, y Hole to feed, tercer corte del mencionado disco.

Después vino la clásica Walking in my shoes en una versión mucho más rockera que la original, y que fue acompañada por un video que mostraba el ojo de un cuervo, y los movimientos de dicho pajarraco.

Precisamente este momento es una muestra clara de la evolución visual y auditiva de Depeche Mode, pues en su gira Devotional, en el momento que el grupo interpretaba esta pieza, se proyectaban en las pantallas imágenes basadas en la obra de El Bosco, y que fueron retomadas en el video para dicha canción.

Luego, otro puñado de éxitos: It”s no good, A question of time, Precious, Fly on the windscreen y Home. Esta última en la voz de Martin Gore. A la lista se sumaron Jezebel y Miles away, que se desprenden de Sounds of the Universe.

Después de hora y media de concierto, el grupo realizó dos “encore” conformados por sus canciones Somebody (a cargo de Martin Gore), Stripped, Behind the wheel, Personal Jesus y Waiting for the night.

Esta noche se realizará la segunda presentación de Depeche Mode en el Foro Sol, antes de que la banda viaje a la ciudad de Monterrey para ofrecer su cuarto y último concierto en el apartado por México de su gira Tour of the Universe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s